blog

Y llego el dia en que reí

solte una carcajada tan inmensa que ni sonido tenia

y me rei en silencio, me reí solo porque una parte de mi quería llorar

Y pensar que llorar hubiese sido mas facil, si es que llorar para mi fuera sencillo.

Entonces tome la opción mas elemental, salir y reír a carcajadas.

Y me arrime a un anden sin gente y me rei, asi de simple.

Mientras me reía, en silencio porque no quería despertar sospecha de alguna reacción alérgica de vivir.

Vi las calles, camine…

Vi la gente y luego recetie mi mente y volví a empezar.

Senti tan denso el caminar, que casi que empuje el viento, y abri los ojos y vi el mundo pasar

Y me vi en mundos distintos, con personas distintas y con historias desiguales.

Y descubri que alguien mas ya camino por estas calles, ya empujo estos vientos y ya escribo estas historias.

Y que solo estamos aqui, para no perder la costumbre de vivir

Hice un pacto con el llanto y me solte a reir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

limpiar formularioComentarios de la entrada