blog

Prométeme que por más difícil que parezcan los días, que por más rota que estes, nunca abandonarás la idea de mostrar tu sonrisa al mundo.

Prométeme que esto solo será un mal día y que si debes llorar, llora, derrama un mar; pero prométeme que después de sacar tu ultima lágrima vas a sonreír, y entenderás en tu corazoncito, que hacía falta una limpieza salada en tus mejillas.

Prométeme que aunque sientas que el mundo no te entiende, siempre te tienes a ti, para apoyarte, aceptarte y levantarte de donde estés. Darte agua y un poco de comer. Sal a dar un paseo o mira por una ventana y deja viajar tu mente soñadora como lo solías hacer.

Prométeme que no te aferraras a ningún otro humano, por difícil que parezca y se sienta en el cuerpo, decir adiós. Recuerda que el único hola para siempre es contigo. Y todo aquel que intente apagar tu fuego o cambiarlo de dirección está luchando una batalla propia y tú sólo estás sirviendo de espejo, no tomes nada personal. La vida no está siendo mala contigo, lo que estás viviendo es para ayudar a otro a aprender y de paso tú también.

Prométeme que no olvidarás ese día cuando estabas muy pequeña y soñaste sin parar, te veías como una mujer fuerte y valerosa, como una mujer capaz que todo lo podía lograr. Prométeme ahora que te sientes orgullosa de ser tu sueño hecho realidad, y prométeme que aun no paras de soñar.

Prométeme que tendrás siempre algún trozo de fuerza para volver a empezar cuando se asome un poco de neblina en tu vida.

Prométeme que te amaras por sobre cualquier cosa y no pondrás en duda tu brillo y tu magia.

Prométeme que nunca nadie te convencerá que con las alas rotas verás el mundo mejor, prométeme que siempre sabras que el mundo mejor se vive a través de nuestra propia verdad bondadosa; prométeme que el día que decidas amar a otro ser humano, será porque te haces mejor cuando estás con él. Porque tus alas brillan más, porque baten mas fuerte, y porque si hay de impulsar, él estará ahí para ser tu apoyo. Lo amaras porque te hace grande y se siente orgulloso de tenerte.

Prométeme que esto no es nada para todo lo demás que te prometes.

Prométete vida y mucho presente.
Mucho amor para el tedio que da la incertidumbre del futuro…

Mucho amor propio para combatir el miedo y la insensatez con la que vive nuestro planeta.

Prométete antes de partir dejar este mundo un poco mejor, habiendo aprendido, perdonado y agradecido.

Con Amor, SOL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios de la entrada