blog

Captura de pantalla 2015-04-22 a las 10.04.11 p.m.



He estado leyendo mi poema favorito, lo escribió Jorge Luis Borges

Instantes

Si pudiera vivir nuevamente mi vida, 
en la próxima trataría de cometer más errores. 
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más. 
Sería más tonto de lo que he sido, 
de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad. 
Sería menos higiénico. 
Correría más riesgos, 
haría más viajes, 
contemplaría más atardeceres, 
subiría más montañas, nadaría más ríos. 
Iría a más lugares adonde nunca he ido, 
comería más helados y menos habas, 
tendría más problemas reales y menos imaginarios. 

Yo fui una de esas personas que vivió sensata 
y prolíficamente cada minuto de su vida; 
claro que tuve momentos de alegría. 
Pero si pudiera volver atrás trataría 
de tener solamente buenos momentos. 

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, 
sólo de momentos; no te pierdas el ahora. 

Yo era uno de esos que nunca 
iban a ninguna parte sin un termómetro, 
una bolsa de agua caliente, 
un paraguas y un paracaídas; 
si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano. 

Si pudiera volver a vivir 
comenzaría a andar descalzo a principios 
de la primavera 
y seguiría descalzo hasta concluir el otoño. 
Daría más vueltas en calesita, 
contemplaría más amaneceres, 
y jugaría con más niños, 
si tuviera otra vez vida por delante. 

Pero ya ven, tengo 85 años… 
y sé que me estoy muriendo

Entonces me pongo a pensar y me pregunto, que haría si pudiera vivir nuevamente mi vida? Y me doy cuenta que todo lo que pensé aun lo puedo hacer.

Así que agarre mi equipaje, empaque algunos dones, algunos sentimientos, algunos valores, mis gafas y un papel.

Los meti todos revueltos sin pensar en el desorden que pudieran provocar, porque he decidido dejar de pensar y empezar a crear; empezar a hacer realidad aquello que haría si pudiera vivir nuevamente, con decirte que me cambie hasta el nombre y me vestí de ella.

Empece a caminar y me encontré algunos libros olvidados por alguien

los recogí y los lei

Así que me sente un rato hablar con Scott Fitzgerald; me contó de sus miedos y de sus deseos. También me hablo de Long Island y de como eran los ricos en los años 20. Me contó de un tipo muy extraño que sin querer queriendo era muy parecido a el; así que empece a dudar de tal ser humano imaginario, le decían Gatsby.

Fitz, narra sus historias de una manera muy entretenida y casi que en 3D.

Aunque casi, casi me voy a vivir a West Egg, seguí mi recorrido y me encontré con una mujer con una capacidad de crear tantos personajes y de crear historias dentro de las historias de sus propias historias y que casi que debo hacer un cuadro sinóptico para no perder el hilo; Emily Brontè.

Me conto de sus mas profundos pensamientos, me conto todo aquello que pensaba mientras vivió su corta vida, me contó de un lugar que su mente imagino, y aunque borrascoso y hasta sombrío pudo enlazar un amor digno y soñado como el de su época.

Y después de hablar un largo rato como estos dos, y con mas libros que sigo viendo en el camino, decidí parar. Tomarme un cafe, una galleta de avena y hacer memorias.

 Y sin pensar el deber ser de las cosas, empece a pensar en mi, decidí escarbar en mis pasiones, decidí coger pica y pala y empezar a cavar un hoyo tan profundo que casi volví a nacer.

Y siempre estuvo ahi, el mas grande de mis deseos, ha vivido conmigo desde antes de nacer, estuvo un tiempo con mi abuela y otro con mi madre; listo para cuando yo naciera.

Siempre me acompaño, pero ahora se me presento, llego a mi casa y me dijo, hazlo! Si pudiera vivir nuevamente mi vida, seria escritora.

Y haría tantos libros como desayunos.

Y crearía mundos donde siempre estoy.

Y buscaría respuestas que pocos buscan.

Y usaría el lenguaje para crear vida.

Y no tendría miedo de dejar atrás todo aquello que un día soñé; pero que hoy no me interesa.

Ya tengo mi agenda y mi lapicero, mis gafas y mi fe puesta en un deseo.

Pronto sabras de mi y mis historias, y tu vida cambiara; y quizás estas letras se volverán cuaderno y saldrán de esta pantalla, y hablare de ellas…

En cualquier caso, así fue como sucedió un 13 junio 2015, después de un peregrinaje mental y un poema de Borges.

Con Amor, Sol

 

Captura de pantalla 2015-04-22 a las 10.39.13 p.m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

limpiar formularioComentarios de la entrada