beauty

“Ve a la mujer en el vestido. Si no hay mujer, no hay vestido”. Coco Chanel

Paris una ciudad que lo tiene todo, es un aire inspirador que hace que todos los sentidos te inunden de creación. les dejo una investigación sobre PARIS LA CIUDAD QUE ME INSPIRA

BESOS, SOL

 http://www.martaphotographer.com/wp-content/uploads/2012/05/051.jpg

El estilo de la mujer francesa es un clásico que desde siempre nos ha intrigado a las que nacimos en el continente americano. Es imposible ir a París sin fijarse en ese encanto que irradian las francesas, y lo más sorprendente de todo, parece no costarles ningún esfuerzo.

bittersweetcolours.blogspot.com

Ya desde el Siglo 20, diseñadores como Coco Chanel, Christian Dior, Hermés, Louis Vuitton, Pierre Balmain, Yves Saint Laurent, Christian Louboutin, entre muchos otros han puesto muy en alto la moda en Francia.

Pero no sólo son las casas de alta costura y las pasarelas, las calles de París parecen estar llenas de mujeres que traigan lo que traigan puesto reflejan un alto sentido de la estética, que a la fecha sigue siendo inspiración para muchos diseñadores e imitado por millones de mujeres en el mundo.

Intentando no caer en lugares comunes, pero tratando de dar una idea del espíritu que envuelve ese estilo de vida de la mujer parisina hago unas cuantas observaciones que las distinguen.

1. El cabello: Quien haya ido a Francia podrá darme la razón, la gran mayoría de las mujeres francesas tiene un cabello hermoso y sano. Muchas de las latinoamericanas queremos atribuírselo a los genes, pero no, chicas, no se confundan. La razón por la que las francesas tienden a tener un pelo divino es que por cuestiones culturales no lo exponen a los tratamientos químicos con los que las latinas se obsesionan para “embellecerse”. La mayoría de las francesas opta por un look lo más natural posible, por lo que conservan su color y textura de cabello, sacándole el mayor provecho posible.

suncoffeeandstyle.blogspot.com

2. Los peinados: Volvemos otra vez a lo natural… Mientras las latinas nos pasamos las planchas, usamos sprays, rizamos nuestro cabello con tenazas, las francesas invierten en un buen corte de cabello y lo recogen en un chongo, que entre más despeinado y efortless sea, mejor. Como no tienen la obsesión de lavarlo a diario, los mismos aceites naturales conservan su melena, ya sea suelta o recogida.

3. El estilo al vestir: El que vean a las francesas ostentando menos marcas que cualquier latina, no quiere decir que no han invertido en su guardarropa. Sin embargo, mientras las latinas tendemos a acumular ropa y más ropa en nuestro clóset, la francesa se compra unas cuantas piezas claves, pero de muy buena calidad, ya que en su mente, repetir la ropa no tiene nada de malo, sino todo lo contrario.

4. Capas y más capas: Precisamente el usar las pocas, pero muy bien seleccionadas piezas con que se cuenta tiene su gran ciencia al combinarlas. Por el clima, y para poder sacar el mayor provecho de cada prenda, el look en capas es muy popular en la capital francesa.

5. El maquillaje: Casi sin una gota de maquillaje, pero con los labios rojos, las mujer parisina anda por la calle con un porte y una elegancia que nos hace palidecer de envidia al resto de las mortales que por cuestiones del destino no nacimos ni crecimos en París. Nos hace preguntarnos, ¿pero por qué se ven tan hermosas si no están maquilladas? Precisamente por eso, porque en lugar de preocuparse por ocultar las imperfecciones se dedican a cuidar lo más importante: su piel, en la que no escatiman un centavo (por algo los grandes laboratorios cosmetológicos son franceses), y aceptan el resto de su fisionomía como el encanto que las hace únicas y diferentes. El labial rojo es el indispensable toque de coquetería.

6. Dietas: En realidad el estilo de vida parisino requiere pocas dietas, ya que el simple hecho de que para transportarse las mujeres caminan o andan en bicicleta, ya las pone en ventaja física a comparación de sus pares americanas que se transportan en automóvil. El otro aspecto a destacar es la calidad de los alimentos y las porciones. Los franceses aman la comida, y con esto me refiero a la buena comida. Mientras las latinas han adoptado el estilo de vida de Estados Unidos consumiendo toda clase de alimentos procesados, altos en sodio, grasas y azúcares, las francesas consumen un buen queso, carnes frescas, un pan sin conservadores o una rica copa de vino tinto, dándose el tiempo para disfrutarlos. Por eso es poco común ver gente con sobrepeso en las calles de París.

7. Cirugías: Mientras en Estados Unidos y muchos lugares de Latinoamérica, las cirugías estéticas se han convertido en una necesidad más de la mujer contemporánea, son pocas las francesas que se someterían a un procedimiento de éstos. Primero porque al amar lo natural, lo consideran de mal gusto. Segundo, porque se aman demasiado a sí mismas, y es precisamente eso lo que proyectan.

1 Comentario

  1. Thanks for taking the opportunity to talk about this, I’m strongly about it and also appreciate learning more on this issue. When possible, as you obtain experience, do you mind updating your site with extra info? It is very useful for me. relie-toits.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios de la entrada