blog

♥  He tratado de empezar este post, todo el día y solo tengo una frase que me tiene pensando demasiado. ” Nos aferramos a nuestras ideas, demasiado, como si fuéramos los dueños de una verdad “

Quizá si estuviera hablando en un video diría un montón de disparatadas y de contradicciones y es porque, realmente estamos aferrados a nuestras ideas, no hablo de ideales. hablo del puño de ideas con las que vivimos y muchas veces a causa de ello no nos permitimos transformarnos y además, lo usamos para juzgar y señalar a quien no ande en nuestra lluvia de verdades.

Verdades que sirven para que? Mientras mas crecemos, mas rechazamos el cambio, porque nuestras ideas, están creadas por nosotros hacen parte de lo que somos y se componen de nuestras experiencias, basadas en hechos que nos han generado una representación mental. Esto puede sonar nivel 1 de semiótica, pero quiero llegar al principio de todo para demostrar lo importante que se vuelven las cosas que tildamos de pequeñas.

Existen palabras a las que nos aferramos y crean efectos neurológicos, que son las mismas sensaciones, y de estas sensaciones se alimenta la mente, es por ello que debemos privarnos de estas palabras que nos hacen mal.

Para unos serán unas y para otros, otras…

A los humanos nos preocupa mucho la compañía, el amor etc… Pero no entendemos que las personas que aparecen en el camino, las que se quedan, las que se van… Lo hacen porque comparten o no ideas. Así que para qué esforzarnos, el mayor filtro es ser, ser real, y no presionar a nadie a que se quede, esto podría convertirse en un estorbo o carga.

No es una clase, ni lección de vida lo que pretendo; pretendo aclararme un tema y compartirlo.

Cuando nos aferramos a nuestras ideas, cerramos las puertas a las ideas de otros, en un mundo inmerso en un infinito de posibilidades, pienso que no esta mal aferrarse, tampoco andar como una veleta siguiendo ideas de otros, sino, analizar las alternativas, hacer parte de ellas, vivirlas y después decidir.

No plantearse deshacerlas  y juzgarlas.

Por ejemplo, yo muchas veces he juzgado a personas y he juzgado actuaciones de otros, y ahora pienso que perdí el tiempo y me hice menos tolerante y deseche algo que podría haber aprendido.

En un mundo cambiante que nos acerca a un clic creo que esos pensamientos anticuados de rechazo al intercambio de ideas ya no va.

Divertirse sin tapujos

Aceptar las personas como son

Querer hacer y hacerlo

Perder el miedo al que dirán

Desnudarse

Habla duro

Decir que amas a quien amas

Viajar sin regreso


Acabo de pensar que hay una idea que jamas debemos rechazar y es ser uno mismo, con defectos, con estupideces, con miedos…

Pero siempre queriendo ser la mejor versión de lo que somos, intentando mejorar y quitarnos de encima tanto prejuicio.

No se que tan coherente este este post, pero quería decirlo, lo hice tratando de desapegarme de mis propias ideas y prejuicios.

Solo quiero con todo esto decir que la mayor grandeza de un ser humano, es cuando se acepta con es y sabe vivir con ello, sin juzgar ni aparentar.

Os Amo!

No soy española pero Mola!

Con Amor, Sol

Captura de pantalla 2016-11-16 a las 6.43.58 p.m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

limpiar formularioComentarios de la entrada