blog

El sintagma “Abrir”

inmediatamente nos transporta a algo nuevo.

Inmediatamente nos lleva a caminar hacia adelante.

Nos exalta la curiosidad por saber que hay de nuevo.

Nos ordena sin intenciones de obligación una atracción innegable a ver a través de algo que esta en frente de nosotros.

En la simbologia la mejor manera de abrir algo es con una llave.

Existen llaves reales, que te abren puertas, baúles, diarios, casas, carros…

Y existen llaves imaginarias que abren corazones  que abren mentes, que abren vidas, que abren lugares que no tienen puertas…

Como en todos los casos reales, sin la llave correcta no se abre fácilmente ninguna puerta.

O en el peor de los casos nos tocaría remitirnos a abrir de maneras forzosas.

Y nadie quiere la palabra “forzar” en el diccionario de su vida.

Siempre buscando las formas, los colores, los caminos, las maneras de alcanzar…

sea lo que sea, porque los menos sociables también buscan algo, todos esperamos algo y deseamos algo…

Todos sin excepción deseamos encontrar algo, y vivimos bajo unos parámetros de vida, basados en estadísticas, siendo buenos, lo mas buenos posible…

Todo para que aquello que he de encontrarnos, o aquello que este detrás de eso que se abre, sea tan bueno

y bondadoso

y bello

y colorido

y armonioso

tanto o mas de lo que hallamos sido.

También existe una famosa llave, todos la hemos escuchado alguna vez…

Pocos la han visto…

Pero todos, todos sabemos que existe

Es magica

abre todas las puertas

todos los baúles

todos los diarios

todos los corazones

todos los caminos

todas las vidas…

La llave maestra

No solo abre, también cierra

cierra puertas

que nos hacen daño

cierra caminos

que no nos hacen bien

cierra corazones rotos

caminos sin rumbo

vidas sin sonrisas

Paisaje sin color…

También existen personas que abren su corazón, para cambiar su mundo y el de los demás…

Usan su propia llave maestra y van por la vida abriendo caminos para otros…

Yo, les abro mi diario de vida, mi corazón y mi vida, sin filtros lingüísticos, solamente con la ayuda de la semiótica de la vida creo metáforas para expresar mi manera de percibir el mundo que vivo, y que sueño.

No importa la forma de la llave, ni la forma de la cerradura, porque no existen objetos que se muevan solos, sin el mando, intención o movimiento de un ser viviente que interiorice una acción.

No te quedes ahi!!!

Parate y busca tu llave maestra

Ve y mira atras de eso que se abre para ti!!

No esperes que nadie te cuente tus vida!!

No permitas que nadie escriba el libro de tu destino…

Cargate de materiales y crea el paisaje que mas te guste…

Coje tus colores preferidos

Pinta tu historia

Dibuja tus propias formas

Y compártelas al mundo

Y claro que vas a encontrar algunos caminos turbios, pero tu equipaje te dirá cual es tu sendero.

Gracias por leerme, viene algo muy grande para compartir con todos ustedes…

Dios los bendiga

Con Amor, SOL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios de la entrada